Centro de Educación Infantil Baloo

 

El inicio del curso escolar. Una nueva etapa

Los recuerdos de las vacaciones estivales van quedando atrás y ahora llega el momento de afrontar el inicio del curso escolar.

 

Durante dos largos meses, los niños han estado más relajados, ociosos, sin prisas para ir a la cama ni para madrugar al día siguiente. Por ello, cuando vuelve a sonar la alarma del despertador todo cambia, y es que el niño no solamente tiene que cumplir unos horarios, sino que, dependiendo de su etapa escolar, deberá enfrentarse a una serie de cambios y desafíos: nuevos profesores, nuevas materias, nuevo grupo de compañeros y, algunos, nuevos colegios.

 Imagen bajo licencia Creative Commons

LOS PRIMEROS DÍAS…

Cuando el niño no tiene todavía el año, posiblemente no perciba estos cambios. Sin embargo, si el niño es un poco más mayor puede sentirse inseguro y tener miedo.

Una imagen habitual y que se repite año tras años al inicio del curso escolar, es la de algunos niños llorando desconsolados frente a las puertas de los colegios cuando se despiden de sus padres por primera vez. Hay que tener en cuenta que el comienzo de la etapa escolar para los niños que inician el 2º ciclo de Educación Infantil supone un importante cambio en sus rutinas. El niño tiene que empezar a familiarizarse con adultos que le son desconocidos, aprender a moverse en un nuevo espacio, adquirir nuevas pautas de comportamiento y acatar normas de convivencia más exigentes.

Aunque la despedida es un momento difícil tanto para el niño como para los padres, es absolutamente recomendable no alargar en exceso este momento ya que de lo contrario se estaría generando más preocupación y desasosiego en el niño. También habrá que evitar los chantajes emocionales del tipo “si lloras me pongo triste” y mentir con frases como “vengo enseguida”. En el caso de que se den situaciones de llantos y rabietas, habrá que responder con comprensión y ternura pero con firmeza.

 

LA ACTITUD DE LOS PADRES…

Los especialistas recomiendan distintas estrategias para que desde el entorno familiar se facilite la adaptación del niño y aconsejan adoptar una serie de pautas de actuación:

  • Comenzar la adaptación en las semanas previas, sobre todo en lo que se refiere a la adaptación, de forma progresiva, de los horarios de sueño y comidas.
  • Hablar con el niño sobre lo que va a hacer en el colegio y enfocar el tema de forma positiva. Por ejemplo, podemos contarle que va a conocer a otros niños con los que podrá jugar, que aprenderá muchas cosas…
  • Transmitir seguridad y confianza al niño. Es importante que nos vea tranquilos y convencidos de que nuestra decisión de dejarlo en el colegio es la correcta.
  • Ser pacientes y comprensivos, ya que al principio la adaptación supondrá un gran esfuerzo para el niño. Cada niño es diferente y en función de su carácter, reaccionará de una manera u otra.
  • Fomentar su ilusión. La adquisición del nuevo material escolar siempre es algo que ilusiona al niño. Por ello, hacerle partícipe de la adquisición de sus libros y material escolar favorecerá su predisposición a iniciar el nuevo curso.
  • Mostrar interés. Los padres deben mostrar interés por las actividades que realiza el niño en el colegio, por ello preguntas del tipo: ¿Cómo lo has pasado? ¿Qué actividades has hecho? ¿Qué tal con tus compañeros? facilitarán el proceso de adaptación.

CookiesAccept

Este sitio utiliza cookies para funcionar correctamente.

Si Vd. continua navegando está aceptando nuestra política de cookies. Saber más

Acepto